Rogelio Frigerio obtuvo un resultado contundente que lo posiciona para 2023

0
47

“Es una sensación rara”, confesó Rogelio Frigerio al comentar que por primera vez su nombre estaba en la boleta encarnando una candidatura. Horas después, se alzaba con un triunfo contundente en la interna de Juntos y sumaba una masa de votos que le dejó a las puertas de un triunfo en las generales de noviembre.

La lista que llevaba al frente al ex ministro del Interior cosechó 257.868 votos, unos 30 mil más que los 227.242 que obtuvo Enrique Cresto, quien no tuvo competencia en la interna justicialista. Pero además Juntos acumuló con sus tres listas 398.655 sufragios, ampliando la diferencia sobre el Frente de Todos a más de 170 mil votos.

La fuerza opositora se impuso además en los 17 departamentos entrerrianos, incluido Concordia la tierra de origen de Cresto y del gobernador Gustavo Bordet.

Con los resultados puestos, eufórico y emocionado, Frigerio aseguró ante una grupo de dirigentes y militantes que se juntaron en su búnker armado en el centro de Paraná: “Este triunfo no es de nadie en particular, este triunfo histórico es de todo el pueblo entrerriano, este triunfo nos obliga a ser más humildes que nunca, a escuchar más que nunca, a estar más cerca de la gente que nunca y a redoblar los esfuerzos para lo que se viene, para el 14 de noviembre”.

En Entre Ríos la participación llegó al 72,36% de un padrón de 1.114.019. Este guarismo mantuvo los niveles históricos de las últimas primarias, tanto para cargos electivos como ejecutivos, que estuvieron en el orden del 75% de participación. La experiencia reciente marca que en las generales el número de votantes se incrementa entre tres y cuatro puntos.

La primaria es el primer peldaño para Frigerio en su intención de desbarrancar de la gobernación al peronismo que gobierna Entre Ríos desde 2003. Además, lo deja como un actor importante de Juntos a nivel nacional.

Explicaciones

Gustavo Bordet, acompañado por Cresto y otros integrantes de la lista oficialista, hizo una rueda de prensa en la sede del PJ entrerriano para analizar el resultado de las urnas.

El Gobernador afirmó que en estas comicios lo que se dirimían eran las postulaciones de los frentes y no los cargos en el Congreso. “Las elecciones son en noviembre. Acá no está nada definido, no está nada dicho, son solamente elecciones internas y nosotros vamos a trabajar fuertemente para ganar las elecciones”, sostuvo.

También achacó a las circunstancias generadas por la pandemia el revés que tuvo el oficialismo en la jornada. “Estamos en una época totalmente atípica, como lo es una pandemia”, que puede haber provocado “incertidumbre y temor” en la sociedad, analizó.

“Cuando hay que trabajar para asegurar la salud de la población muchas veces se toman medidas para preservar la vida de los ciudadanos que tienen un costo, el cual a veces se traduce también en política”, manifestó.

Desde que llegó a la gobernación, Bordet que fue reelecto con una votación histórica no ha podido ganar una elección nacional. Sólo cuenta derrotas. Esto llevó a que el peronismo entrerriano pierda dos diputados nacionales a manos de la oposición y también una banca en el Senado.

“Estamos convencidos que a medida que pase el tiempo vamos a estar mejor, el país va a estar mejor. Este es el mensaje que debemos transmitir y reforzar. En situaciones excepcionales como las que plantea esta pandemia, el reclamo de la población en muchos casos sobrepasa nuestras expectativas”, apuntó Cresto en el mismo sentido.

El intendente de Concordia y titular del Enohsa se jugaba también una partida fuerte este domingo. Lanzado como uno de los que aspira a suceder a Bordet en 2023 (el actual gobernador no tiene más reelección), la elección de medio término hubiese sido su mejor plataforma de despegue. Es el delfín de Alberto Fernández en Entre Ríos. “Enrique es nuestro candidato a diputado nacional. Es nuestro referente aquí”. Así lo definió el jefe de Gabinete Santiago Cafiero hace unas semanas. Pero este mal resultado lo obligará a recalcular. “Vamos a barajar y a dar de nuevo”, dijeron esta noche en su entorno.

Si Frigerio mantiene o amplía en noviembre la diferencia de votos, Cresto quedará, a pesar de haber aceptado correr una carrera en la que tenía todas en contra, en el mismo escalón o incluso por detrás de los otros postulantes del peronismo a la sucesión de Bordet: la actual vice Laura Stratta y los intendentes de Paraná, Adán Bahl y de Gualeguaychú, Martín Piaggio.

De allí la bronca de su padre, el ex intendente de Concordia Juan Carlos Cresto, quien exigió a los gritos frente a la sede del PJ Concordia que los funcionarios “o trabajan y militan o renuncian”.

Rearmado

Finalmente, la lista de los intendentes radicales que compitió en la interna sumó el 31% de los votos y superó el piso del 25 por ciento para incorporarse como minoría a la boleta de noviembre. Esto implica que Pedro Galimberti desplazará del tercer lugar de la lista definitiva a su correligionario Atilio Benedetti.

El movimiento tendrá también consecuencias en el armado político de Juntos por Entre Ríos. Frigerio había negociado el andamiaje de la coalición con Benedetti, el hombre fuerte del centenario partido por una década, pero su salida de la boleta lo obligará a rever todo con Galimberti como nuevo interlocutor.

La primaria sirvió también para definir la interna del Socialismo a favor de Juan Manuel Rossi. Pero no “filtró” a ningún partido para las generales. Tanto las dos fuerzas de izquierda, el MST y el MAS, como el derechista Entrerrianos que terminó erigida en tercera fuerza, superaron el umbral del 1,5% de los votos que prevé la ley. Lo propio hizo la radical rebelde, Lucía Varisco, quien va por fuera de Juntos como candidata del Partido Fe que fundara Gerónimo “Momo” Venegas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here