Sobrevive y ve luego de clavarse tijera en un ojo

0
148

«No había sentido tanto dolor en mi vida», asegura Leroy Luetscher, un hombre de 86 años que sobrevivió luego de haberse clavado en un ojo el mango de una tijera de podar que le llegó hasta el cuello.

Fue el 30 de julio pasado, cuando mientras podaba las plantas de su en Arizona, Estados Unidos, se le cayó la herramienta, se clavo en el piso y, cuando quiso levantarla, trastabilló y fue caer con su ojo encima de de los mangos de la tijera, que se le introdujo en el ocular.

«No sabía si mi ojo seguía ahí», expresó el hombre, que después del accidente logró caminar hasta el de su vivienda para la ayuda de su pareja. En el Centro Médico Universitario de Tucson, donde fue trasladado de urgencia, fue atendido por una cirujana, un en oculpastía y un cirujano vascular.

Julie Wynne, la cirujana, no podía creer lo que tenía delante: «La mitad de la tijera colgaba en su rostro, mientras que el otro mango estaba dentro de él, sobre su arteria carótida externa», explicó.

«Nos preguntábamos cómo había sido posible que eso ocurriera. Entre los tres decidimos que éramos capaces de remover la tijera de manera segura y reconstruir la de su órbita con metal, para salvar su ojo», explicó el especialista en oculoplastía.

Para poder remover la tijera, los médicos realizaron una incisión por debajo del labio superior y el seno paranasal. De esa forma aflojaron el mango de la tijera de forma y lograron quitarla. Después, reconstruyeron la base de la órbita ocular con metal, con lo que pudieron salvar el ojo.

Las secuelas fueron mínimas: un poco de inflamación y algo de visión doble en el ojo afectado. «Estamos muy contentos de que no haya perdido ninguna de sus estructuras vitales», uno de los médicos que atendió al accidentado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here