Descubren el secreto detrás de la hamaca movediza de Firmat

0
162

 

No corre viento, no hay siquiera una brisa pasajera y sin embargo, la hamaca se mueve. Este misterio hizo que la ignota localidad santafesina de Firmat se hiciera famosa hace más de cuatro años, cuando vecinos del lugar mostraron que el columpio en cuestión se mueve solo, mientras los dos que están a su lado se mantienen inmóviles.

En aquel momento, los habitantes del pequeño pueblo explicaron el fenómeno aduciendo que, tras una construcción que se realizó en la década del 80 en la zona, un niño perdió la vida y, aparentemente, su espiritú habría quedado balanceándose en la hamaca, causando el extraño movimiento de la misma.

Pero claro, el caso tuvo tanta repercusión que un programa de televisión estadounidense, «Fact or Facked» (Verdadero o falso), viajó especialmente a Firmat para intentar develar el misterio, desestimando la posibilidad de que el espíritu del nene sea la verdadera causa del balanceo.

Así, tres especialistas se propusieron desechar el mito con una serie de pruebas. En la primera, colocaron un hilo que uno de ellos sostenía desde atrás, escondido, para analizar la posibilidad de que alguien hubiese movido la hamaca con un hilo durante años para mantener el mito. Pero no. Luego de ver la grabación de su experimento, el hilo se notaba y se dieron cuenta de que su primera hipótesis no dio resultados.

En segundo lugar, crearon una réplica de la hamaca original y la pusieron a su lado, para empujar a ambas a la vez y ver qué ocurría ¿El resultado? El columpio original siguió moviéndose mucho tiempo después de que la réplica deje de hacerlo. Una teoría más, desechada.

Sin embargo, obstinados a no irse con las manos vacías, los especialistas realizaron un tercer intento, algo más elaborado. Esta vez aislaron cuestiones ambientales con una carpa instalada sobre la hamaca. Luego, con un ventilador gigante intentaron replicar las condiciones de viento. Y se dieron cuenta de que la hamaca en cuestión era más ancha que las otras dos. Y que dada determinada velocidad del viento, se movía exactamente igual que en el video del que dio la vuelta al mundo.

Entonces, orgullosos, llegaron a la simple conclusión de la hamaca se mueve por una «combinación de factores ambientales». Para que quede más claro, en el video se muestran todos los intentos y la conclusión final que, obviamente, los habitantes del ya famoso pueblo de Firmat desestiman.

Para ellos, el espiritú de su «niño mimado» sigue allí, meciéndose hace ya largos años

Fuente: MinutoUno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here